SNI: “Pobreza regresaría al 20 % en 8 a 10 años, si el PBI creciera a un 5 %”

0
257
Las MYPES representan el 60 % de las inversiones en el país.

Impulsar a las empresas, especialmente a las micro y pequeñas empresas (mypes), es fundamental para el desarrollo económico del país, según destacó Jesús Salazar Nishi, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias. Estas empresas son responsables de generar más del 60 % de las inversiones privadas en el Perú.

Salazar Nishi resaltó la importancia de lograr un crecimiento sostenido del 5 % anual en el país, con el objetivo de reducir los niveles de pobreza. Según el último informe de pobreza monetaria del Instituto Nacional de Estadística e Informática, la pobreza en el Perú aumentó del 25.9 % en 2021 al 27.5 % en 2022. El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias explicó que si el crecimiento se mantiene en torno al 2.5 % o 2.8 %, tomaría 20 años más recuperar los niveles de pobreza registrados en 2019. En cambio, un crecimiento del 5 % permitiría absorber 3,000 puestos de trabajo y reducir los niveles de pobreza al 20 % en aproximadamente 9 o 10 años.

En ese sentido, Salazar Nishi hizo hincapié en la importancia de apoyar a la inversión privada y en la reactivación de las micro y pequeñas empresas, las cuales han sido especialmente afectadas por las crisis generadas por la pandemia. Según él, más de 2 millones de estas empresas están enfrentando problemas de subsistencia. Por tanto, es urgente brindarles un apoyo financiero, a través de programas similares a lo que fue Reactiva Perú, que permitan otorgar microcréditos de 500,000 a 800,000 soles a los emprendedores. Esto inyectaría rápidamente 2,000 millones de soles a la economía y estimularía la producción.

La reactivación de la producción de las mypes no solo tendría un impacto positivo en la economía, sino que también impulsaría la generación de empleo, al promover la inversión. Estas empresas representan el 99.4 % del tejido empresarial en el país, lo que significa que son el motor de la economía peruana. Además, su contribución a las inversiones privadas alcanza el 60 %, lo cual es de gran relevancia para el desarrollo económico y social del país.